sábado, 27 de septiembre de 2008

Prevenir las goteras

- Gotera es la filtración de agua en el interior de un edificio.

Las goteras son debido a una deficiente impermeabilización de la cubierta o tejado. Los materiales empleados llegan a deteriorarse, las tejas pueden moverse por efectos medioambientales, animales o humanos. Los cambios climatológicos adversos como las fuertes heladas pueden propiciar la rotura de una teja, dando lugar con ello a una gotera.

La reparación de una gotera se consigue a través de la sustitución de la teja deteriorada, o con la impermeabilización de la misma ( Por ejemplo las tejas "ITC" de hormigón sentadas en la estructura mediante mortero)

En los tejados construidos con teja árabeTeja árabe estilo segoviano la gotera se produce únicamente en las tejas denominadas "canales" que son aquellas que canalizan el agua al canalón o fuera de la cubierta.

Gotera en uralita

Esto mismo puede suceder en tejados y cubiertas de placas defibrocemento conocidas vulgarmente como "uralita", la reparación de estas se consigue a través de la impermeabilización con polimero - clorocahucho y fibra de vidrio.

Por mi trabajo veo a menudo "chapuzas" que otros han realizado y que se deben evitar.

En esta imagen podemos apreciar como han reparado una gotera con fibra de vidrio y clorocuhucho, pero no evitarón el estancamiento del agua, con lo cual se deteriorará el "parche" y tendremos gotera de nuevo.

En está reparación podemos observar que la aplicación de tela asfáltica no es una buena opción, al margen de que se cuartea y estropea con los cambios climáticos, su aplicación es basta y deja pequeños orificios que aumentan la gotera en lugar de repararla.

El agua cae sobre la cubierta del tejado del modo que se indica en el siguiente gráfico:

La cubierta canaliza ese agua hacia el canalón, o simlemente fuera del tejado. ahora bien, el agua que se recoge en la parte "A" recorre toda la superficie, por lo que al llegar a la parte "B", las pequeñas y separadas gotas de agua se habrán convertido en un pequeño rio. A medida que nos desplazamos desde la parte "A" (denominada cumbre) hacia la parte inferior del tejado, aumenta el caudal de agua y con ello el riesgo de una gotera.

Si retiraramos una teja de la parte alta del tejado, las pocas gotas de agua difícilmente podrian ocasionar una gotera, pues el agua se evaporaria antes de atravesar el forjado.

Gracias a Reformas Arias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario.
Si sólo quieres mostrar tu nombre elige (Nombre/url) y deja en blanco el campo de url.